Hasta la comarca de Els Ports nos acercamos para actuar en la histórica y recia población de Castellfort, una de las más frías de nuestra Comunidad. La distancia hizo que, de buena mañana, saliéramos hacia allá con la intención de dejarlo todo montado antes de mediodía. La primera sorpresa fue encontrarnos con el especial recinto que iba a servirnos para la ocasión: un ala de la Confraría de Sant Antoni Abat (cuya fundación, por el rey Jaume I, data de 1388), marco incomparable y, no obstante tu historia, digno de acoger la representación de EL CRESOL.

Una vez montado escenario y luces el día siguió, apretado de tiempo, con el programa previsto: comida en un un restaurante emblemático (de lo que damos buena fé) en la vecina Cinctorres a la cual se llegaba tras una «excursión montañera» ¡que puso a prueba las dotes de los cresolers como conductores de rallye por carretera de montaña!. Superada la anécdota, y el medio-mareo, nos sentamos a la mesa de ese templo gastronómico en cuestión (Vicent nuestro director ya lo soñaba desde hacía semanas y en ese momento se le materializó en toda su condimentada y bien seleccionada -por sus bases culinarias- realidad) y, siguiendo con el tono religioso, todo lo que sucedió a continuación fue un milagro: primero milagro para los sentidos pues los manjares que aterrizaban (y ya no despegaban) en esa mesa eran dignos de la mayor y mejor ofrenda culinaria realizada a la diosa Hestia y el dios Zeus en sus mejores momentos… más tarde milagro que involucró al dios Chronos pues ¡llegar a hora para empezar tras la «sentada culinaria» y la etapa 2 del Rallye de montaña tuvo su mérito, vaya si lo tuvo!… y por último milagro que involucró a Dioniso, dios del Teatro, que tuvo a bien preservarnos el entendimiento creativo y la dicción por encima del empacho de primera que llevábamos aderezado con el jet lag de la media hora de curvas y más curvas y más curvas. ¡Todo maravillosamente milagroso!.

Para el recuerdo las fotos que acompañan esta entrada de blog y las que sutilmente hemos no seleccionado y que matarían de envidia a los futboleros Xavi y Casillas: ¡¡¡ellos no han levantado unas copas de Champion como las que Vicent y Roberto levantaron!!!. Y, como decía Mayra Gómez Kemp, «hasta ahí puedo leer».

En lo estrictamente artístico brillante puesta en escena de los sainetes «Colombaire de Profit» y «Nelo Bacora» que contaron con el silencio respetuoso del público, la participación cuando se le requirió (espontaneidad al poder) y, lo mejor, una complicidad auditorio-actores que provoca, siempre e inevitablemente, un enriquecimiento de la representación. Felicidades también a Ana, nuestra joven componente del grupo, que vivió su bautismo teatral. ¡Contamos contigo!.

El Cresol, Castellfort y su Confraria ya tienen otra vivencia que añadir a su historia.

VISCA EL CRESOL

Castellfort (5) Z_Castellfort (33) Z_Castellfort (43) Z_Castellfort (53) Z_Castellfort (70) Z_Castellfort (80) Z_Castellfort (107) Z_Castellfort (109) Z_Castellfort (138) Z_Castellfort (158) Z_Castellfort (171) Z_Castellfort (204) Z_Castellfort (212) Z_Castellfort (237) Z_Castellfort (249) Z_Castellfort (261) Z_Castellfort (271)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continuas navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes obtener más información aquí aquí.


ACEPTAR
Aviso de cookies
X