La tarde del jueves de las fiestas de la Magdalena nos desplazamos al Grao de Castellón para, en el Centre Cultural La Marina, representar la comedia-farsa de Molière «El médico a palos» ante un generoso auditorio que, tanto en número como en actitud, demostró aquello de que la cultura lúdica, ¡es posible!. Antes de empezar un (¿bello?) angelito nos habló del amor, del amor en Magdalena. Porque siempre es buen momento para él, ¿no es así?. Desde EL CRESOL así lo pensamos y aunque tal vez el angelito es estéticamente mejorable (suponemos que los recortes tienen algo que ver en tan especial ser) brindamos al viento por ello.

La historia del médico que «se profesionaliza» como galeno a base de palos es contemplada por nuestra compañía teatral de la manera habitual: una pedagogía, un aprendizaje a través del reflejo social de comportamientos que hoy, cerca de 4 siglos después, siguen vigentes.

El triunfo de la apariencia, las concepciones basadas en endebles argumentos, el «teatro de la vida» entendido como esa máscara que oculta la realidad…quedan palpablemente relatadas por el maestro Molière y nuestra humilde intención consiste en meternos en el papel y la época dándole la mayor verosimilitud al despropósito que en casa de Geronte acontece. ¡Y a fé que estamos próximos a conseguirlo a juzgar por las risas y aplausos cómplices del auditorio!. Gracias Grao de Castellón y Castellón mismo con sus gentes desplazadas.

Y tanto es el interés puesto que las costillas de una de nuestras actrices todavía se resienten de la «verosimilitud» en este caso de un codazo inoportuno ¡pero que le confirió todo el realismo a la escena!. Ana Belén, artista, ¡¡recupérate, las tablas te esperan!!.

También cabe resaltar especialmente el trabajo de José Luis en la parte de infraestructuras «sobre el terreno». El genio nulero de nuestro compañero logró idear un telón allí donde no lo había y, con la ayuda en la sombra de más manos que menos pues así lo requería el invento ingenieril (pero que en ningún caso se percibió por el público) logró recrear el escenario ideal para una obra con la complejidad de la que representamos. ¡Bravo J.Luis!

Y para acabar tuvimos la última pelea de la noche, pero ésta fue más agradable. Nuestros contrincantes fueron los aguerridos componentes de unas estupendas frituras de pescado que nos esperaban al grito de «¡cómeme!». Una vez más triunfó EL CRESOL en la batalla gastronómica, ¡pero no crean que fue fácil, eh!?. Para muestra la foto.

Y así, entre risas, comentarios, hermandad y «peligrosos» proyectos de futuro que nuestro director Vicent Collado siempre saca a colación cuando tenemos la guardia baja….acabó una noche más para el recuerdo.

VISCA EL CRESOL!!

MédicoPalos (3)MédicoPalos (19)MédicoPalos (9)MédicoPalos (25)MédicoPalos (27)MédicoPalos (34)MédicoPalos (39)MédicoPalos (32)zzz

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continuas navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes obtener más información aquí aquí.


ACEPTAR
Aviso de cookies
X