Completa y enriquecedora la jornada vivida por el Grup de teatre EL CRESOL con motivo de la actuación en Traiguera. La distancia a la localidad y la temprana hora de comienzo de la actuación, las 18h (avanzada por coincidencia de horarios con un espectáculo deportivo especialmente señalado que hubiera restado asistentes a la función) hizo que, a media mañana, una primera expedición de cresolers cargara en la furgoneta los elementos necesarios y emprendiera rumbo a la población del Baix Maestrat. Salimos pronto, sí, pero ello permitió una mayor cantidad de horas de buena convivencia que, al fin y a la postre (por cierto ¡qué buena la cuajada casera que algunos comimos de postre!) es lo que luego permanece.

Tras la comida, y bajo un sol de justicia que ha adelantado las fechas de su protagonismo este año, nos desplazamos al local previsto para la actuación y a las 18h esperábamos preparados e impacientes al público que, tal vez por la costumbre del lugar (o por alguna que otra actividad programada para ese mismo día a esa misma hora) se hizo de rogar hasta el último momento. Pero, una vez superada esa anécdota, nos empleamos a fondo para interpretar (una vez más y con gran éxito) el desternillante sainete «Deixa’m la dona Pepet». Mari Carmen, Mar, Vicent, Daniel, José, Julio, José Luis, Manolo y Ximo, el plantel de actores habitual, disfrutaron e hicieron disfrutar -la foto lo demuestra- a un público entregado y «metido» en la trama desde el primer momento. El dominio de la obra, la caracterización extrema de los personajes y cierto enriquecimiento que va teniendo lugar en cada interpretación hacen que la misma gane en cada puesta en escena. Y, como en Sant Mateu, la última actuación, una espontánea » puesta en pie» resultó ser nuestro mejor premio.

Con posterioridad nos desplazamos al restaurante donde una larga mesa ubicada estratégicamente delante del televisor (gràcies Vicent per la teua mediació en eixe tema que semblave complicarse: aquest anónim redactor et dona TRIgrácies, es a dir un TRIIPLET de gràcies, en colors blau i grana, jejeje) nos permitió ver el espectáculo programado y que condicionó el cambio de horario de la representación: la final de la Champions entre Barça y Juventus, con victoria de los primeros, fue nuestra compañía durante la cena. O para algunos fue al revés: la cena acompañaba al partido. ¡Bueno, para gustos colores!

Feliz día, pues: convivencia entre amigos, cultura lúdica, gastronomía del terreno y espectáculo deportivo de primer orden. ¡Para recordar todo ello!. Y tras más de 12 horas juntos y con ganas de repetir sólo queda añadir, VIXCA EL CRESOL.

1506 Traiguera (1) 1506 Traiguera (8) 1506 Traiguera (15) 1506 Traiguera (21) 1506 Traiguera (22) 1506 Traiguera (23) 1506 Traiguera (31) 1506 Traiguera (38)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continuas navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes obtener más información aquí aquí.


ACEPTAR
Aviso de cookies
X