ENLACE ÁLBUM EL TIO CAVILA XERT 2022

En mayo de 2021 el Sr Arsenio, el presidente de “La Xertolina”(Asociación de Jubliados y Pensionistas de Xert), habló con Vicente para apalabrar una actuación “para cuando pase todo esto”. Y tuvo que pasar un año para que El Cresol diera por comenzada su “campaña de verano”.

En esta ocasión junto a los habituales actores de El Tío Cavila: JuanAn, Gemma, Sheila, Dani Risueño, Vicente, Keles, Luis, Nuria, y la rondalla de José Luis Risueño y Ximo, se estrenó Dani Vicente como “Nicolás”, Francisco como “El Panchica” y tuvimos un nuevo cantaor: Enric. En la parte técnica contamos con José Manuel.

Se notaba en todos la alegría de quedar para cargar los bártulos. Y, allí, en Hesperia (donde está el almacén de bártulos de El Cresol) surgió el primer reto: Acoplar al tamaño de la furgoneta de que disponíamos lo que había que llevarse. Rápidamente se tomaron las decisiones pertinentes y emprendimos “la espedisión recreativa”, como dice la “So Chochima”…

Al llegar a Xert, todo estaba listo para la actuación. Nos recibió el Sr. Arsenio con “criansa y cortesía”. Nos dijo, también, que si les hubiéramos avisado ellos tenían en el pueblo “muebles viejos” y no hacía falta que los trajéramos de Castellón…

Enseguida vino el segundo reto: Diseñar un escenario que se adaptara a los porches del centro de jubilados, que era nuestro “stage”. El problema, también, era diseñar un “backstage”, para que no se quedara todo a vistas… Y empezó todo: Había que contar con un pilar central que no tapara actores, que se tapara la puerta de entrada a los WC públicos (que sería nuestro vestuario), cómo sujetar los paneles… ¡Manos a la obra! Todos teníamos algo que hacer: Destornilladores, “gatos”, escuadras, tijeras,… iban saliendo de esa maravillosa (y pesada) caja de Pandora (digo de herramientas).Y… ¡se hizo el escenario!

A las 19:00h empezó la obra. El público disfrutó e hizo disfrutar a los actores. Todo fluyó y los personajes cobraron vida propia. La columna central del escenario hasta pudo dar juego a “el divertido Valero” para hacer algún chascarrillo. Total: “que se divertiren”.

Y “en acabando” la Asociación de Jubilados nos obsequió con un “sopar de pa i porta” que culminó con un postre y un cremaet… con fundamento…

Cabe destacar, como anécdota notable, la fan que le salió a Ramona (Sheila). Una nena de unos once años que estaba maravillada con la magia del teatro y que quedó prendada de nuestra protagonista, de su traje, de su forma de hablar… Una fan, fan, que dice que nos espera al año que viene y nos recomendó hasta una canción para incorporar a la obra.

Es que el público de Xert, lo da todo, además de invitarnos a cenar y ofrecernos mobiliario para las obras, regalaron al Tío Cavila un bote de polvos de talco de los de antes (Ausonia, 30 pesetas) sin abrir, para que D. Ramón lo incorporase a su “botiquín de viaje”.

¡Hasta pronto, Xert!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si continuas navegando, consideramos que acepta su uso. Puedes obtener más información aquí aquí.


ACEPTAR
Aviso de cookies
X